Introducción

slider05

Fabricando nuevos estilos de vida

LA NUEVA FÁBRICA

Queríamos aportar nuestra experiencia y entre tantas noticias que afectan a nuestra querida Humanidad, nos quedamos con una pequeña reseña de una empresa global que hace referencia y recomendaba una mejora en las condiciones de trabajo y… de vida; – Dicen, que una de las pautas a la hora de conocer a una persona, hace referencia a cómo se levanta.

Si trabajamos de día, y nos levantamos a las 5:00-5:30, empezamos nuestro día a día laboral relajados, sin llamadas que atender a esa hora, sin presión; también es momento de hacer un poco de ejercicio de media hora (sobre las 6:00 andar rápido), y por supuesto, no acostarnos tarde para aprovechar esas mínimas 6-7 horas de sueño que fortalece nuestra mente y repara nuestro cuerpo; una vez puestos los pies en el suelo, 2 minutos, tomar un tentempié y transcurridas 5 horas de trabajo, nos plantamos en las 11:00 de la mañana (almuerzo), con lo que ya hemos cumplido -el desayunar como los reyes para dotarnos de las fuerzas adecuadas-; tenemos toda la jornada por delante, de 11:00 a 14:00 son 3 horas más, con lo que hemos dedicado 8 horas más o menos de trabajo fecundo; llega la hora de la comida, para hacerla como los príncipes; pongamos que lo hacemos en 1 hora y media; nos han dado las 15:30; a partir de aquí, distinguimos a unos trabajadores de otros, aquellos que cumplen sus 8 horas, para conciliar la vida laboral o dedicarse a sus aficiones u otros quehaceres profesionales; a para otros, comienza -la segunda jornada-, otras 3-4-5-6 horas o más, con un poco más de agobio, el cansancio comienza a aflorar (algunos japoneses aprovechan media hora, por ejemplo, de 15:30 a 16:00 a la siesta en su jornada laboral en sus centros de trabajo); si la jornada de trabajo la hubiésemos extendido hasta las 19:00, habrán transcurrido otras 3 horas más, por lo que llevamos 11 horas; a partir de las 19:00, 3 – 4 horas más para estar en casa, cenar de forma muy moderada, y en definitiva, prolongar el día hasta las 22:30-23:00, hora límite para volver a descansar; para otros, este tiempo, transcurre todavía en el trabajo, después de 13-14 horas, este horario, es el que cumple en muchos casos, la industria.

España, tiene una media de aproximadamente 5 empleados en sus empresas y de ellas, el 20% de las empresas son industriales, frente al 80% dedicadas a servicios; hay que cuidar de todas ellas en el porcentaje actual y, si puede ser, asistir al crecimiento  de las primeras y aumento de su productividad.

Otra certeza que nos anima a compartir ideas, es la ciencia, o simplemente, comentar aquellas soluciones/descubrimientos de diferentes costes, interesan los de costes bajos, que pueden llegar a facilitar nuestras condiciones de vida en nuestro mundo más o menos desarrollado y más o menos favorecido; hablar de desarrollo, no implica estar favorecido por el entorno en el que nos ha tocado vivir, el ejemplo de algunas zonas sísmicas o propicias a desastres naturales, como a todos nos viene a la memoria, o económicas que afectan al 10 % de la población mundial, que sobrevive con menos de 1,6 € al día, pero con variaciones, pues en algunas zonas, se eleva al 35%; con todo ello, hemos reducido en los últimos 25 años la tasa de pobreza desde el 37 % en 1990 al 10 % en 2015; la industria tiene y tendrá mucho que ver y por supuesto, la solidaridad de las acciones sociales de todo tipo de organizaciones y la aportación de soluciones.

Es el trabajo silencioso de nuestros investigadores, que hoy y mañana y destinado a múltiples situaciones del día a día, desarrolladas después también por la industria, nos permitan aprender, comprender y analizar sus descubrimientos, “somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”, porque nos mueven siempre las ilusiones ante un proyecto, la pasión ante un reto.

Aplicamos nuestras soluciones a infraestructuras ferroviarias y de carreteras, a la arquitectura tradicional y del hogar, que nos permita obtener un espacio agradable con plásticos para uso diario y hábil también para zonas desfavorecidas, como la creación reciente de una estructura de revestimiento plástico reciclado y materiales naturales (bambú) donde la infraestructura que facilita el acceso al agua potable en poblaciones rurales de desarrollo es casi imposible; el proyecto recoge la humedad del aire a través de la condensación y deposita el agua en un recipiente, mediante una torre de 10 m., lo que genera unos 100 litros de agua/día.

Haremos referencia a la llamada industria del turismo y a través de la imaginación, lograr una mejora en la oferta, que, como todo en la vida, es mejorable y puede cambiar la vida de ciertas zonas con tendencias y nuevos materiales.

Por último, soluciones a la agricultura, mediante estructuras plásticas soporte de macrofitas, que permiten la depuración del agua, por lo que supone el consumo en el futuro.

© 2018 Acción en Material Plástico — Funciona gracias a WordPress

Tema realizado por Anders NorenIr arriba ↑